Voy a jugar a fútbol ¿qué botas me compro?

 

La práctica del fútbol tiene unas necesidades propias en cuanto a la técnica o gesto deportivo y al terreno de juego donde se desarrolla.

Comprender éstos elementos es fundamental para escoger el tipo de calzado adecuado para jugar en condiciones de seguridad.

2 elementos son básicos para elegir:

  • El upper o la caña de la bota, es la parte que literalmente envuelve el pie. Dispone de elementos como la lengüeta que en algunos modelos protege la zona del acordonado, así como inserciones acolchadas o con goma que proporcionan un mayor control sobre la pelota durante la carrera o el chut.
  • La suela, elemento compuesto por una lámina que se caracteriza por la presencia de tacos en su zona inferior. Estos dan tracción en cada impulso sobre el terreno, habitualmente en césped natural o artificial.

 

 

Entre la zona del talón y del antepié existe una zona donde no hay presente ningún taco, es común a cualquier calzado y se denomina arco enfranque.

Éste es uno de los puntos críticos a tener en cuenta a la hora de comprar la bota de fútbol, es importante comprobar la resistencia a la flexión. Para ello sostendremos en las manos la bota en el talón y la punta e intentaremos plegarlo sobré sí mismo, si la bota es flexible desaconsejaremos su compra, ya que el pie en esa zona padecerá un estrés repetitivo durante el juego, ya que el pie queda suspendido en el aire por los tacos. Un arco enfranque endeble puede dar lugar a graves lesiones como las fracturas por estrés, especialmente en el quinto metatarsiano.

¿Quieres sabes más? Contacta con nosotros.